Tres amigos y yo fuimos parados por la policía después de hacer unas compras en un supermercado. Decían que habíamos robado todo pues no teníamos los tickets de compra al ser un supermercado chino. Nos acusaron de un delito de receptación. Conocimos a Juango a través de una noticia que le nombraba como el mejor abogado penalista de Madrid. Las opiniones de sus clientes nos convencieron para contratarle. Mejor trato imposible. Demostró nuestra inocencia y conseguimos la absolución. Muy agradecidos.

Contacta con nuestro Despacho de Abogados Penalistas en Madrid. Máxima confidencialidad y profesionalidad.