ABOGADO 24 HORAS: +34 643647677 | DESPACHO: +34 91 157 37 28

Derecho Penal Internacional

Extradición

Escribe los números que ves aquí *

Acepto haber leído la política de privacidad y uso de datos.


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).

Ospina Abogados está especializado en derecho penal internacional.

El Procedimiento de Extradición

El procedimiento de extradición se regula en los artículos 824 a 833 LECRIM.

Según estos preceptos, la solicitud de extradición se realizará por parte de los fiscales del Tribunal Supremo y/o la Audiencia Nacional al Juez predeterminado competente, que será aquel que conozca de la causa por la cual el reo ausente que se encuentre en territorio extranjero estuviese procesado, quien deberá solicitar al  Gobierno que dé comienzo al procedimiento; para poder dar inicio al mismo es requisito indispensable que  haya recaído Auto de prisión o sentencia condenatoria contra la persona que será objeto de tal procedimiento.

Así, las fases del procedimiento sería

Gubernativa

Iniciación del procedimiento a instancia del Gobierno. El inicio del procedimiento tendrá lugar cuando se haya presentado suplicatorio ante el Ministro de Justicia, excepto caso de petición directa por parte del Juez o Tribunal competente hacia aquel Estado o territorio en el que estuviera el reo y contase con un Tratado vigente. En este momento el Ministerio de Justicia tendrá un plazo de 8 días naturales para elevar al Gobierno una propuesta motivada acerca de la procedencia de la continuación, en vía judicial, del procedimiento.

A su vez, el Gobierno dispone de un plazo de 15 días para tomar una decisión. Una vez transcurrido el plazo, si el Gobierno no ha adoptado una decisión debe hacerlo el Ministerio en su nombre en el plazo de 3 días tras la expiración del plazo inicial.

Si el Gobierno acuerda la continuación del procedimiento en sede judicial, se remitirá el expediente a la Audiencia Nacional. Si el reclamado no estuviese ya en prisión se comunicará también al Mº de Interior para que se practique la detención y se ponga a disposición judicial al detenido en un plazo no mayor a 24h.

Los motivos por los que se podrá pedir la extradición son:

  • Delitos cometidos en España por parte de nacionales que posteriormente se hayan refugiado en un país extranjero.
  • Que un nacional español cometa un delito contra la seguridad exterior del Estado español desde el extranjero y se refugie en un tercer país distinto al de comisión del delito contra España.
  • Que el extranjero que debiera ser juzgado en España se refugie en un tercer país del que no sea ciudadano.

Asimismo, procede la petición de extradición en los siguientes casos:

  • En los casos establecidos en los Tratados vigentes con el país en el que se encuentre el individuo reclamado y emita sentencia judicial.
  • En aquellos casos que proceda de acuerdo al derecho consuetudinario vigente en el lugar donde se pida la extradición.
  • Cuando la extradición proceda por causa del principio de reciprocidad.

 

Judicial

En esta fase se debe producir la observancia de la concurrencia de los requisitos legales. El Juez o Tribunal competente para conocer de la causa acordará, de oficio o a instancia de parte, y siempre mediante resolución suficientemente fundada (auto), realizar la petición de extradición en el momento procesal adecuado. Contra este auto cabe interponer recurso de apelación, pero sólo en el caso de que este hubiese sido dictado por un Juez de Instrucción.

La comunicación se llevará a cabo mediante suplicatorio, junto al cuál se ha de remitir testimonio en el que se incluya el Auto de extradición y las diligencias que justifican la procedencia de la extradición, así como los datos personales de la persona a extraditar y que puedan servir para identificarla de forma cierta e indubitada.

Si la extradición se pide mediante el Ministro de Justicia, el Presidente de la Audiencia Nacional deberá hacerle llegar el suplicatorio y testimonio. Si el Tribunal competente es el Supremo, o la Sala Segunda del mismo, los documentos serán remitidos por medio de su Presidente. A la solicitud deberán acompañar también: el auto de procesamiento o resolución análoga con expresión de los hechos y el lugar y fecha de comisión, datos identificativos del reclamado (identidad, nacionalidad, residencia, foto y huellas dactilares), copia de las resoluciones que reflejen la pena aplicable.

Todos ellos deben acompañarse en original y copia y de una traducción oficial al español si fuese necesario.

En atención al principio de personalidad, no se concederá la extradición de nacionales españoles, ni de extranjeros que cometan delitos competencia de los Tribunales españoles. Tampoco se concederá, de acuerdo a la Ley 4/1985, cuando: la persona haya sido o esté siendo juzgada en España por los mismos hechos que motiven la extradición, a menos que se decida no perseguir o terminar el procedimiento de forma anormal.

Una vez se acuerde la continuación del procedimiento por vía judicial, el Juez ordenará la comparecencia inmediata del reo, que deberá ser asistido por abogado.

En este momento el reo debe expresar si consiente en la extradición o desea oponerse a ella. Si consiente, el Juez puede acceder a la misma; en caso contrario, este adoptará la resolución que estime conveniente, mediante auto motivado que deberá ser notificado al Ministerio de Justicia: ordenar la puesta en libertad o el ingreso en prisión. El plazo para este trámite es de 24 horas.

Contra esta resolución se podrá interponer recurso de reforma.

En los 15 días siguientes a la instrucción se señalará la fecha de la vista, en la que podrá intervenir el representante del Estado requirente. En esta el reclamado prestará declaración, aunque solo se admitirá la práctica de prueba relacionada con las condiciones establecidas por el Tratado o Ley aplicable para la extradición de que se trate.

En el plazo IMPRORROGABLE  de 3 días a partir de aquel de la vista, el Tribunal emitirá un auto acerca de la procedencia de la extradición y la entrega de los efectos personales que se hubieran incautado al reo. Contra este auto cabe recurso de súplica, del que conocerá el Pleno de la Sala Penal de la Audiencia Nacional.

Si la resolución firme del Tribunal deniega la extradición, esta será definitiva y no podrá concederse. En este supuesto, el Tribunal librará testimonio al Ministerio de Justicia de la decisión, quien debe notificar al Ministerio de Exteriores para que, a su vez, notifique a la representación diplomática del país demandante. Al mismo tiempo, ordenará la puesta en libertad del reo requerido en extradición.

Si el Tribunal declara procedente la extradición deberá librar testimonio al Ministerio de Justicia. A su vez, el Gobierno decidirá si se entrega o no al reo.

Contra lo acordado no cabe recurso.

Fase gubernativa

Declarada la procedencia en vía judicial de la entrega, el Gobierno decide ahora acerca de la entrega física. La aprobación de la extradición por parte del Tribunal no es vinculante para el Gobierno, que podrá denegarla.

Una vez acordada la entrega, el Ministerio de Justicia lo comunicará al de AAEE para que este notifique a las autoridades diplomáticas del país que formuló la demanda. También será notificado el reo o interesado requerido en extradición.

Si el Tribunal denegase la extradición, el Mº de Justicia lo comunicará al Tribunal para que este libere al reclamado y al Mº de AAEE para que este lo notifique a la autoridad diplomática que instó la demanda de extradición.

 

 

Despacho de abogados penalistas en Madrid especializado en todo tipo de derecho penal y penitenciario