ABOGADO 24 HORAS: +34 643647677 | DESPACHO: +34 91 157 37 28

El juicio Oral

Abogados especialistas en Juicios Orales

Escribe los números que ves aquí *

Acepto haber leído la política de privacidad y uso de datos.


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).

¿Qué es el Juicio Oral?

La fase intermedia finaliza con el auto de apertura del Juicio Oral. Una vez deducida la pretensión y su contestación, en los respectivos escritos de acusación y de defensa, y habiéndose pronunciado el Tribunal sobre la admisión de la prueba, el siguiente paso es la citación de las partes, testigos y peritos para que acudan a la celebración del juicio oral.

Así comienza la fase más importante del proceso penal, donde se practicarán todas las pruebas necesarias y pertinentes propuestas por las partes. Finalmente, en base a lo anterior, el Tribunal o juez competente se pronunciará sobre el fondo del asunto dictando sentencia.

El juicio oral penal se rige por los siguientes principios:

  • El principio de contracción o igualdad de las partes en el proceso. Todas ellas dispondrán de los mismos recursos para su defensa y acusación.
  • El principio de inmediación. Las diligencias ya practicadas como las no efectuadas se llevarán a cabo ante el juez o el tribunal para que puedan ser sometidas a la contradicción de las partes.
  • El principio de oralidad. Las partes expondrán sus alegaciones oralmente.
  • El principio de publicidad. Cualquier persona puede asistir como público a la celebración del juicio oral penal, salvo algunas excepciones (casos de interés general, etc).

 

La apertura del juicio oral

El órgano jurisdiccional competente procederá a la apertura del juicio oral mediante el auto de apertura.

A la apertura del Juicio Oral pueden seguirle las siguientes actuaciones: resolución de los artículos de previo pronunciamiento que puedan plantearse (art. 666 LECrim); redacción de las calificaciones provisionales de la defensa; actos relativos a la prueba y citaciones; la celebración de la vista; la sentencia.

Cuestiones previas en el Juicio Oral

El art. 666 LECrim enumera las cuestiones previas que podrán plantearse durante el procedimiento, son las siguientes:

  • La declinatoria de jurisdicción. Mediante este motivo se puede denunciar la falta de jurisdicción o de competencia objetiva, funcional o territorial. Se remitirá la causa al Tribunal competente (art. 674 LECrim).

 

  • La cosa juzgada y la prescripción del delito. Para que pueda darse esta cuestión se requiere la existencia de una sentencia o auto de sobreseimiento libre, así como la concurrencia de identidades de la cosa juzgada.

 

  • La falta de autorización administrativa para procesar en los casos en los que sea necesaria, con arreglo a la Constitución y a Leyes especiales. En este caso la causa queda en suspenso y se procede a recabar la correspondiente autorización para proceder. Si se concede ésta, el procedimiento continúa. En caso de denegarse, se anula todo lo actuado y se dicta auto de sobreseimiento libre (art. 677 LECrim).

Además de aquellas cuestiones que atañen a derechos fundamentales, tales como, el debido proceso, derecho de defensa, o la vulneración de la tutela judicial en las fases previas del procedimiento.

En el Procedimiento Abreviado también se pueden proponer artículos de previo pronunciamiento, que reciben el nombre de cuestiones previas,  una vez abierto el juicio. Estas cuestiones previas se resuelven al inicio del juicio, tras un turno de intervención y una vez que el letrado de la Administración de Justicia ha leído los escritos de acusación y defensa.

Trámites en el Juicio Oral

  1. El Tribunal, con anterioridad al comienzo de la sesión, se pronunciará sobre la publicidad o el secreto de los debates que se van a llevar a cabo.
  2. Apertura de la fase probatoria. Comienza con la lectura de los escritos de acusación si proceden y seguirá con el interrogatorio de la parte acusada en el siguiente orden: en primer lugar tendrá la palabra el Ministerio Fiscal, después los acusadores particulares y por último, procederá la defensa del acusado. Se formularán las preguntas que se crean necesarias con el fin de determinar la verdad material de los hechos.
  3. Fase de conclusiones. Se dará palabra a la representación de las partes con el fin de realizar oralmente sus respectivos informes, mostrándose conforme a los hechos probados en el juicio. El informe final es la última oportunidad que tiene el letrado del acusado de ser escuchado por el tribunal, por lo que constituye un momento clave en el cual ha de prepararse con la debida rigurosidad la correspondiente alegación, pudiendo marcar una diferencia en el proceso.
  4. El Presidente declarará finalizado el juicio para dictar sentencia. Esta será redactada por escrito y se publicará en los tres días siguientes, notificándose debidamente a las partes personadas.

 

¿Por qué causas se puede suspender un Juicio Oral?

Las causas de suspensión del Juicio Oral se contemplan en los artículos 745 y 746 de la LECrim, son las siguientes:

  • Por fuerza mayor. Como por ejemplo la enfermedad de algún magistrado o del propio acusado.
  • Imposibilidad en la práctica de la prueba. Por incomparecencia de los testigos, para ello es necesario que la prueba haya sido propuesta y admitida con anterioridad; que ante dicha incomparecencia, la defensa formule la debida protesta junto con las preguntas que iba a formularle; la prueba ha de ser necesaria y relevante; y que se hayan agotado todos los medios para obtener la comparecencia del testigo. Ejemplo de esto es la STS 689/2003, de 9 de mayo respecto a la incomparecencia de la víctima en un delito contra la libertad sexual.
  • Ruptura de la concentración del acto. Cuando alguna de las pruebas se deba realizar fuera del lugar de las sesiones.
  • Conexidad jurídica. Serán aquellos casos en los que el Tribunal tenga que resolver durante los debates alguna cuestión que por su naturaleza no pueda decidirse en el acto.
  • Conexidad fáctica y posible vulneración del derecho de defensa. Siempre cuando exista la aparición de nuevos hechos punibles en el juicio oral siendo necesario proceder a una instrucción complementaria de ellos.
  • Vulneración del derecho de defensa. Si existe una nueva dirección jurídica y se produce por falta de preparación de la defensa en la prueba por causas ajenas a su voluntad.

La suspensión del juicio como regla general no podrá exceder de treinta días, en caso de superar este plazo, es necesario que el juicio oral se vuelva a realizar en su totalidad (art. 788.1.II; STS 1080/2002, de 6 de junio).

Despacho de abogados penalistas en Madrid especializado en todo tipo de derecho penal y penitenciario