derecho penitenciario

Informe penal Derecho penitenciario

  INFORME SOBRE DERECHO PENITENCIARIO  El derecho penitenciario es el conjunto de normas reguladoras de la actividad penitenciaria dirigida a la ejecución de penas y medidas privativas de libertad y cuya finalidad es conseguir la reeducación y la reinserción social, finalidad que se encuentra recogida en el art 25.2 CE en forma de mandato constitucional al legislador. En cuanto a su naturaleza la doctrina se divide, ya que algunos piensan que la naturaleza del derecho penitenciario reside en el Derecho Pena mientras que otros, entienden que reside en el Derecho Administrativo, sin embargo, en los últimos años se ha ido abriendo camino a la autonomía propia del Derecho Penitenciario, por razón de sus fuentes en cuanto a que este derecho se encuentra regulado por normas independientes, por razón de materia porque constituye una materia específica que exige tratamiento normativo y doctrinal autónoma y por último por razón de jurisdicción, ya que se atribuye un órgano específico como es el juez de vigilancia penitenciaria. El Derecho Penitenciario viene recogido en reiterada jurisprudencia, que se centra en la base del art 25.2 de resocialización y reinserción de los individuos sentenciados en la sociedad, así el Auto del Tribunal Supremo. Sala de lo

penal juicio oral

Informe penal juicio oral

INFORME PENAL JUICIO ORAL   El procedimiento penal, se divide en tres fases: fase de instrucción (o investigación), la fase intermedia y la fase del juico oral. Esta última, se inicia mediante auto de apertura de juicio oral. La fase inmediatamente anterior, como decimos es la fase intermedia. Esta, finaliza con los escritos de acusación y defensa, y tras la pronunciación del Tribunal a cerca de la admisión o no de las pruebas solicitadas por las partes, se procede a la citación a las mismas, así como de testigos y peritos para que tenga lugar el Juicio Oral, mediante Auto. El Auto de apertura del Juicio Oral, si no existen presupuestos que aconsejen su sobreseimiento, da inicio a la tercera fase del procedimiento penal ocasionando una serie de efectos[1]. Los efectos que produce son cuatro. Uno desde un punto de vista subjetivo, otro desde un punto de vista objetivo y el tercero, desde una perspectiva formal, y el último como un efecto directo e inmediato[2]. El primero de ellos, desde un punto de vista subjetivo, impide que se puedan adherir al procedimiento nuevas partes acusadoras una vez que se ha citado a las partes para el Juicio Oral. Esto quiere

Contacta con nuestro Despacho de Abogados Penalistas en Madrid. Máxima confidencialidad y profesionalidad.