3 grado penitenciario

Clasificación en Tercer Grado. Potenciación del régimen abierto

El Tercer Grado es el último de los grados de cumplimiento de las penas privativas de libertad. La Ley Orgánica General Penitenciaria, en su artículo 72.1, establece lo siguiente: “Las penas privativas de libertad se ejecutarán según el sistema de individualización científica, separado en grados, el último de los cuales será el de libertad condicional, conforme determina el Código Penal”. El Tercer Grado supone un régimen de vida en semilibertad, aplicable a aquellos internos que por sus circunstancias están capacitados para ello. ¿Qué se considera Tercer Grado en el sistema penitenciario?   Tal y como hemos mencionado, el Tercer Grado supone un régimen de vida en semilibertad. Sin embargo este no debe entenderse como un beneficio penitenciario. Es una modalidad de cumplimiento de condena a la que se deben adherir todos aquellos penados que muestren una capacidad de inserción social positiva. El Tercer Grado materializa de alguna manera el mandato constitucional establecido en el artículo 25.2º de la Constitución española, en el cual se recoge la función de reeducación y reinserción social de las penas. Por lo tanto, en nuestro sistema jurídico no se permite la aplicación de las penas con fines punitivos y se debe garantizar el acceso al Tercer Grado en cuanto el penado cumpla los

una prueba polígrafica

¿Me puedo negar a realizar una prueba caligráfica?

La prueba de Cuerpo de Escritura. Negación a su realización por parte del investigado y sus consecuencias.   El cuerpo de escritura es una prueba pericial caligráfica que tiene la finalidad de establecer si una determinada persona es la autora de un grafismo concreto. Es decir, si ha falsificado, o copiado una firma en un determinado documento. Es común para identificar la autoría de ciertos acusados en la falsedad documental o en la usurpación de identidad. ¿Qué se entiende por cuerpo de escritura? El cuerpo de escritura se trata de una prueba pericial caligráfica. Su realización se puede pedir por las partes del proceso: la fiscalía, el juez, la defensa o la acusación particular. Esta prueba se realiza de la siguiente manera: la persona investigada realiza ante el juez un escrito a mano, el cual se compara con el cuerpo de escritura en cuestión. Esto sirve para determinar si es el autor de una determinada firma, una carta, o cualquier otro documento que pueda ser de relevancia en el proceso judicial. Esta prueba pericial, como cualquier otra, deberá cumplir con los requisitos que fija el artículo 478 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal: a) descripción de la persona o cosa

Contacta con nuestro Despacho de Abogados Penalistas en Madrid. Máxima confidencialidad y profesionalidad.