Caso de Éxito de Penal

El Tribunal Supremo la puesta en libertad de un cliente condenado a 19 años de prisión

Despacho penalista experto en recursos de casación consigue ante el Tribunal Supremo la puesta en libertad de un cliente condenado a 19 años de prisión

El Alto Tribunal estima un recurso de casación interpuesto por el despacho penalista Ospina Abogados absolviendo a un hombre de una pena de 19 años de prisión, tras pasar un año de prisión preventiva, por un presunto delito de abusos sexuales que nunca fueron reconocidos por las víctimas.

Los presuntos hechos tuvieron lugar en 2013, durante la celebración de una fiesta rociera en el municipio riojano de Arrúbal, a escasos metros de los padres de las víctimas, mientras el acusado jugaba con sus propios hijos y las hijas de los denunciantes.

Sin ningún testigo presencial, el acusado fue detenido a la semana siguiente y puesto a disposición judicial, manteniendo en todo momento su inocencia en este caso por denuncia falsa que no se correspondía con la realidad de los hechos y alegando que todo había sido un montaje por parte de su ex mujer que, casualmente días después del suceso, interponía una demanda de divorcio y una denuncia por malos tratos que fue archivada al comienzo de la instrucción.

A pesar de todos los indicios por denuncia falsa, en junio de 2018 la Audiencia Provincial de Logroño dictó sentencia condenatoria de 19 años de prisión para el acusado y su inminente privación de libertad, en base a los testimonios de referencia de los padres de las presuntas víctimas, que en ningún momento recordaban nada de lo denunciado ni reconocieron los hechos.

La defensa ejercida por el abogado penalista Juan Gonzalo Ospina, consiguió demostrar ante el Alto Tribunal que durante el juicio se vulneraron todo tipo de garantías legales del acusado: no se permitió practicar ningún tipo de pruebas periciales, se impidió que la defensa interrogase a las menores bajo la tutela pertinente, no se respetó la presunción de inocencia del procesado y que, por parte de su ex mujer y demandante, existía de forma evidente un “motivo espurio”.

La Sala Segunda del Tribunal Supremo estimó el pasado mes de abril el recurso de casación interpuesto por Ospina, absolviendo al acusado de los delitos de abuso sexual y puesto en libertad tras un año de prisión preventiva, marcando un antes y un después en las resoluciones por denuncias falsas.

En este momento, la defensa está estudiando la posibilidad de llevar a cabo acciones legales contra los denunciantes por delito de denuncia falsa y exigirá la compensación correspondiente por un proceso de 6 años que ha arruinado la vida personal y profesional de alguien inocente.

Asistencia Legal 24h.