Hace unos meses perdí el teléfono y fui inconscientemente a denunciarlo a comisaría como un robo con violencia. Los agentes no creyeron mi versión e iniciaron un proceso por simulación de delito y estafa. Busqué el mejor despacho penal de Madrid y conocí a Ospina Abogados. Beatriz Uriarte fue la responsable de mi caso y desde el primer momento, me recomendó retractarme de mi versión y confesar lo ocurrido realmente. Gracias a ella y a su equipo de expertos se archivó la denuncia. Volvería a contar con ellos sin lugar a dudas.

Contacta con nuestro Despacho de Abogados Penalistas en Madrid. Máxima confidencialidad y profesionalidad.